Archivos

Cuarto caso de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo en España. ¿Qué es?

Se ha detectado recientemente un nuevo caso de fiebre de Crimea-Congo en Salamanca.

¿Qué es la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo (FHCC)?

Es una enfermedad zoonótica causada por un virus del género Orthonairovirus, de la familia Nairoviridae. Endémica de África, los Balcanes, Oriente Medio y Asia occidental y central, este nuevo caso es el cuarto caso confirmado en España desde 2016.

El virus puede encontrarse en muchas especies de mamíferos tanto salvajes como domésticos: ganado bovino, ovino y caprino, liebres y conejos, erizos, ratones y perros. También se han detectado anticuerpos en caballos, cerdos, camellos, rinocerontes, etc. Estos animales adquieren la enfermedad por la picadura de una garrapata del género Hyalomma, el virus permanece en el torrente circulatorio aproximadamente una semana, durante la cual, si es picado por otra garrapata, le transmite la enfermedad a ésta, cerrando el ciclo garrapata-animal-garrapata. Las garrapatas actúan como reservorio y vector, pudiendo transmitir el virus durante toda su vida a otros animales y a su descendencia.

La principal vía de transmisión de la FHCC al hombre es por la picadura de una garrapata, pero también puede infectarse al entrar en contacto directo con sangre, secreciones o fluidos de personas o animales infectados.

La enfermedad en el hombre puede ser asintomática o manifestarse en 4 fases o periodos:

  1. Periodo de incubación, desde la infección hasta la aparición de los primeros síntomas: dura de 3 a 7 días
  2. Periodo pre-hemorrágico: cursa entre otros con aparición de fiebre alta súbitamente, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, mareos y vómitos, congestión ocular y conjuntivitis. Es frecuente también que curse con cambios de estado ánimo.
  3. Periodo hemorrágico: Aparecen hematomas pequeños en piel y mucosas que pueden aumentar de tamaño, sangrado de nariz y encías, hematuria y sangre en vómitos y heces (heces negras). Puede observarse hepatomegalia e ictericia. En casos graves, puede haber una reducción del nivel de conciencia.
  4. Periodo de convalecencia o recuperación: Comienza entre 10 y 20 días tras el inicio de la infección, puede ser lenta y cursar con pulso débil, dificultad respiratoria y sensación de boca seca. También pueden verse afectadas la agudeza visual, la audición y la memoria.

La infección puede progresar y provocar la muerte, por lo que es fundamental el diagnóstico precoz y el tratamiento sintomático y de apoyo, ya que no existe un tratamiento específico. Y se debe tener especial precaución en no administrar fármacos antiinflamatorios, antiagregantes o anticoagulantes.

Las medidas de prevención, al no existir vacuna serían:

  • Educación sanitaria para personas con riesgo de contraer la enfermedad por estar en contacto con animales y sus secreciones, sangre u órganos.
  • Especial precaución en el ámbito sanitario en el tratamiento de personas infectadas por el virus de FHCC.
  • Prevención de picaduras de garrapatas, por ejemplo, usando repelentes específicos, tanto en animales como en personas; usar ropa larga y botas, y evitar moverse entre la vegetación.

 

Este contenido ha sido extractado del curso online desarrollado por el COFM e impartido en Ágora: “Zoonosis: enfermedades en auge”. Puedes ampliar esta información en próximas ediciones del curso. Consultar en: www.agorasanitaria.com

 

Texto:

CRISTINA GARCÍA-AGULLÓ PARDO, farmacéutica del departamento del Servicio de Información Técnica del COFM

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies