Archivos

Consejos para prevenir la listeriosis

Aunque no es la infección alimentaria más habitual entre la población española, la listeriosis es una enfermedad que en los últimos años ha registrado un incremento de su incidencia, en gran parte asociada al envejecimiento y al aumento de la expectativa de vida de los pacientes inmunodeprimidos.

Es una infección debida a la bacteria Listeria monocytogenes y transmitida sobre todo por vía digestiva a través de alimentos contaminados. Afecta principalmente a mujeres embarazadas, recién nacidos, ancianos y personas con un sistema inmunitario debilitado. La enfermedad puede durar de días a semanas y su periodo de incubación es variable.

Los síntomas habituales de los pacientes afectados por esta bacteria son fiebre, dolores musculares, dolor de cabeza, náuseas y vómitos y se manifiestan desde unos cuantos días hasta dos meses después de haber ingerido alimentos contaminados. En casos graves puede causar meningitis y septicemia.

La Listeria monocytogenes se encuentra en los alimentos frescos, concretamente, en las frutas, vegetales y leche fresca, y en productos procesados, como los embutidos. Pese a que es de escasa incidencia –alrededor de 0,8 casos/100.000 habitantes/año y solo se presentan menos de 50 casos anuales–, en ocasiones se dan brotes epidémicos que pueden causar una infección bacteriana capaz de producir la muerte en personas de salud delicada.

El método más eficaz para detectar si se ha sido infectado por esta bacteria es un análisis de sangre y orina. Además, si se proporciona un cultivo y muestra de fluido espinal, el médico determinará si la Listeria es la causa de una infección meníngea.

En cuanto al tratamiento habitual, los expertos apuestan por los antibióticos ya que son fármacos capaces de destruir las bacterias e impedir su replicación. Además, aconsejan adoptar una serie de medidas para prevenir la infección como:

  • En el caso de que las personas presenten un cuadro viral, no manipular alimentos en la industria o restaurantes, ni tampoco en casa.
  • Lavarse bien las manos siempre antes de manipular alimentos. Extremar la higiene en la cocina y sobre todo los utensilios que se utilicen para preparar la comida.
  • Leer atentamente y seguir las instrucciones de conservación de los alimentos envasados. Además, a la hora de cocinar los alimentos se debe hacer a altas temperaturas, tanto si se usa la plancha, cocción, microondas, etc.
  • Si se consumen productos crudos (tipo sushi), hacerlo siempre sólo en sitios que ofrezcan total garantía de calidad.
  • Se recomienda guardar la leche y derivados en el refrigerador a menos de 5ºC. La Listeria es capaz de sobrevivir a bajas temperaturas, por lo que no se debe consumir leche no  pasteurizada.
  • Lavar bien las frutas y vegetales antes de consumirlos, especialmente los cultivados biológicamente.
  • En caso de estar embarazada, consultar inmediatamente al si aparecen síntomas similares a un resfriado, dolor de cabeza, fiebre, dolores musculares y náuseas.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies