Archivos

Consejos para quitar el pañal

Siempre se ha dicho que el verano es la estación perfecta para quitar el pañal a los más pequeños. Es la época en la que menos ropa llevamos y, por tanto, la más cómoda, ya que si hay escapes (y seguro que los habrá) no es tan molesto como en invierno con el frío.

Sin embargo, no todos los niños están listos en el momento estacional más idóneo o a la misma edad. Cada niño es único. No te obsesiones con el momento exacto, el niño ha de estar preparado, entre los 2 y los 3 años es el momento adecuado, aunque quitar los pañales no solo depende de la edad sino también del nivel de desarrollo psicomotor de cada niño.

Nuestro peque nos indicará que está listo para quitarse el pañal si mantiene seco su pañal durante más tiempo, si nos dice que tiene el culito sucio o que no quiere tener puesto el pañal, si empieza a tener unos horarios para hacer pipí y caca, si comienza a notar cuando tiene ganas o si siente curiosidad por lo que hace mamá, papá o los hermanos en el baño.

Es importante llevarlo a cabo sin agobios y sin prisas. Si va a haber un cambio importante en la vida del pequeño (el nacimiento de un hermano, cambio de vivienda o acaba de empezar la guardería) no será un momento adecuado para quitar el pañal, ya que el niño estará expuesto a más estrés del habitual.

Para ayudar a tu peque con este paso tan importante y que os resulte más sencillo te recomendamos:

  • Explícale que ya es mayor y que le vais a quitar el pañal.
  • Ve con tu hijo a comprar su orinal y/o reductor para el inodoro: lo ideal es que lo elija el mismo, que sea llamativo, de colores y fácil de usar (ya que el niño debe poder sentarse solo para hacer pipí o caca). Coloca el orinal en el baño para que pueda usarlo sin problema y empiece a relacionar que tiene que ir al baño cuando tenga ganas. Anímale a sentarse en él.
  • Retira el pañal durante el día: ayúdale a identificar si tiene ganas de hacer pipí o caca. Si vemos señales claras, debemos preguntarle ¿te estás haciendo pipí?, ¿tienes ganas de hacer caca?… para que empiece a identificar las sensaciones. Lo ideal es crear hábitos: ponerlo a hacer pipí cada cierto tiempo, no más de 10 minutos, en unos horarios más o menos fijos (al despertarse, antes de dormir, antes y después de la siesta o antes de salir de casa). No es necesario dejarlo demasiado tiempo, si tienen ganas lo harán enseguida. Si consiguen hacer pis es importante elogiar lo conseguido y si no lo hacen, no darle importancia. Es importante preguntarle cada 20 o 30 minutos si quiere ir a hacer pipí. Cuando consiga controlar sus esfínteres durante el día es hora de empezar a retirar el pañal por las noches.
  • Refuerza los pequeños logros que vaya obteniendo: Nunca le regañes si se hace pipí fuera, no le castigues, ni pongas malas caras. Es mejor premiar cuando lo hace bien que castigar cuando lo hace mal. Hay que felicitar al pequeño siempre que use el orinal. Un pequeño premio (una pegatina en la mano o en su camiseta como medalla) puede ayudar a motivarle.
  • Los niños aprenden por imitación, aprovechad cuando los papas o hermanos van al baño para que os vean, así ellos mismos comprueban que es algo normal y natural y que “no pasa nada”.
  • Es recomendable sustituir el pañal habitual por bragas pañal, que son más fáciles de subir y bajar y lo pueden hacer ellos solos.
  • Conseguid libros con dibujos sobre la retirada del pañal que podéis “leer” juntos.

Esperamos que estos consejos os sirvan de ayuda. Lo más importante durante todo este proceso es tener paciencia, celebrar todos los avances de tu pequeño y nunca reñirle o castigarle por los escapes que, sin duda, tendrá.

 

Rebeca Gonzalez Ginés

Farmacéutica del Centro de Información del Medicamento del COFM

 

 

 

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies