Archivos

Con la vuelta al cole… ¡Vuelven los piojos! ¿Cómo eliminarlos?

La vuelta al cole suele traer consigo quebraderos de cabeza a los padres, si a esto se le suma la aparición de los temidos piojos; unos incómodos bichitos que llegan a afectar a entre el 5 y el 20 por ciento de los escolares, el comienzo del curso se convierte en un verdadero infierno. Prácticamente todos los padres con niños en edad escolar han padecido este problema, el principal motivo de esta gran incidencia es que los piojos se reproducen muy rápido y se aprovechan del contacto capilar entre los niños para propagarse con facilidad. Su erradicación o la eliminación de brotes requieren de una buena educación y concienciación de escolares, educadores y padres, así como también de adoptar medidas conjuntas y coordinadas para acabar con la propagación.

Por eso, es bueno estar atentos y si ves a tus hijos que se rascan con insistencia o te dicen constantemente que les pica la cabeza, es probable que tengan piojos o liendres. Pero antes de poner el grito en el cielo, debemos actuar con tranquilidad y paciencia, porque este problema puede aparecer y desaparecer en cualquier momento, depende de cómo actuemos, lograremos eliminar a estos diminutos parásitos que nos traen de cabeza.

¿Sabías que el ciclo vital del piojo pasan por tres etapas y que viven aproximadamente 45 días? Pues sí, así es.

Y, a través de este vídeo explicativo se puede apreciar las etapas por las que pasa el parásito. En la primera etapa, huevecillos, el piojo hembra pone los huevecillos, llamado liendres, con un pegamento único que las adhiere al cabello cerca de la raíz. Los huevecillos se desarrollan y salen del cascaron en el transcurso de 10 días, después que han sido puesto. En la segunda etapa, la liendre del piojo se pasa a llamar ninfas, pequeños insectos que apenas son visibles al ojo humano. La ninfa no puede reproducirse debido a que no está completamente desarrollada. Después de 10 a 12 días se convierte en un adulto. Y en su última etapa, un piojo adulto puede poner de 4 a 10 huevecillos por día, comenzando otra generación de piojos. La etapa adulta dura alrededor de 28 días y no puede vivir sin un huésped humano por más de 36 horas.

Es importante dejar claro que los tratamientos para eliminar los piojos solo debemos usarlos si hemos detectado al parásito, nunca como prevención, ya que si los usamos sin control podemos llegar a generar resistencias. La mayoría de las veces, cuando los padres detectan la presencia de los piojos en sus hijos suelen optar por probar primero remedios caseros por aquello de evitar efectos secundarios, y cuando descubren que no hay manera de eliminarlos acuden desesperados a la farmacia, en busca de un buen consejo de su farmacéutico.

De esta manera, la oficina de farmacia se convierte en el establecimiento por excelencia de productos pediculicidas y, el farmacéutico, el asesor sanitario idóneo para informar, aconsejar y asegurar que se haga un uso correcto del tratamiento. Y como buen profesional cercano a la población explica detalladamente cómo utilizar la loción, el champú y la lendrera, dando a conocer los hábitos y prácticas con el fin de prevenir nuevas reinfestaciones.

Ni vuelan ni saltan

Por ello, es fundamental saber de qué forma se produce el contagio para evitar que se propague. Cabe recordar que los piojos no vuelan, ni saltan, sino que el contagio se produce por contacto directo entre las cabezas. También es posible que la transmisión se produzca por compartir un cepillo o peine, un sombrero, una gorra, una cinta del pelo, un pañuelo o una bufanda. Y aunque siempre se ha relacionado la presencia de estos bichitos con la falta de higiene, lo cierto es que estos parásitos no diferencian entre cabellos sucios o limpios.

Entre otros consejos, para poner fin a estos indeseables parásitos, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) publica sus recomendaciones para una vuelta al cole sin piojos que van dirigidas a la ciudadanía para la prevención y el tratamiento de las pediculosis, así como para el uso correcto de productos pediculicidas, que sirven para tratar estas infestaciones de piojos y liendres:

  • Enseñar a los niños y a las niñas a no compartir gorros, peines o toallas
  • Revisarles la nuca y detrás de las orejas
  • Los niños y niñas con el pelo largo deben llevarlo recogido en parques de bolas o campamentos
  • Concienciarles de la importancia de no rascarse para evitar lesiones en el cuero cabelludo
  • Utilizar los pediculicidas siguiendo las instrucciones de uso. A continuación, peinar con una lendrera o un peine de púas finas y fuertes, que deberán limpiarse una vez aplicado el producto
  • Repetir la aplicación de pediculicida a los 7-10 días
  • No mezclar distintos productos pediculicidas: puede ser peligroso
  • No usar estos productos de forma preventiva, ya que se disminuye su eficacia
  • Solo deben utilizarse cuando se observen piojos vivos o liendres
  • En caso de infestaciones repetidas, utilizar repelentes de piojos.

Por último, se aconseja aislar y aspirar los objetos que no puedan lavarse, para lo que es necesario introducirlos en una bolsa cerrada durante tres días, puesto que los piojos se alimentan cada 4-6 horas de la sangre del huésped, y de esta forma morirían.

Ana Quevedo Suárez, periodista del COFM

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies