Archivos

¿Cómo integramos la farmacia en una futura red sociosanitaria?

Es una de las preguntas que nos hemos hecho en Infarma Madrid 2014, a la vista del enorme reto que supone el envejecimiento, la cronicidad y la discapacidad para la sociedad española.

Para responderla, abriremos una mesa redonda el próximo 26 de marzo con expertos en geriatría, dependencia, sociología y economía de la salud, que moderará Julio Sánchez Fierro, con el fin de discutir qué soluciones se pueden ofrecer desde la oficina de farmacia para satisfacer la demanda social de servicios sociosanitarios y cómo se pueden financiar.

Pensamos que prescindir del farmacéutico y de la red de oficinas de farmacia a la hora de atender a nuestros mayores y dependientes sería un error de bulto que España no se puede permitir. Por eso, estamos obligados a articular e integrar todos los medios y recursos profesionales a nuestro alcance, incluida la farmacia, por supuesto.

El Consejo Asesor de Sanidad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad lo ha sabido ver y recoger en su informe sobre atención sociosanitaria en España. Este órgano consultivo ha instado así “a aprovechar el potencial y la capilaridad de la red asistencial de farmacias para conseguir una atención socio-sanitaria integral y accesible, coordinándose con los servicios de salud y sociales, ya sean residenciales, de día o en el domicilio”.

Ahora falta debatir y concretar la propuesta para integrar de un modo efectivo al farmacéutico y la oficina de farmacia en la red pública sanitaria y buscar la colaboración en el ámbito de las residencias de ancianos y discapacitados, en los servicios sociales o de larga estancia sociosanitaria.

El Consejo Asesor plantea, entre sus recomendaciones, potenciar la atención farmacéutica domiciliaria desde la farmacia mediante acuerdos bien definidos, que pueden incluir el seguimiento del tratamiento farmacológico del paciente, la adherencia a los tratamientos, la detección de enfermedades ocultas, el uso de sistemas individualizados de administración de medicamentos o la educación en el autocuidado, entre otras muchas propuestas.

Por su cercanía y su conocimiento experto del medicamento, el farmacéutico está más que preparado para poner en marcha medidas que le permitan integrarse de forma efectiva en la red asistencial y atender de forma individualizada a este grupo de población, adecuando los tratamientos y garantizando la continuidad asistencial. Este es nuestro objetivo y estamos seguros de que la profesión participará en un futuro Pacto sociosanitario y será capaz de encontrar las soluciones más eficaces en beneficio de todos los ciudadanos.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies