Archivos

Cómo corregir el fracaso terapéutico

La falta de adherencia al tratamiento farmacológico es un problema de salud pública especialmente frecuente y relevante en la práctica clínica, concretamente en el tratamiento de enfermedades crónicas. Expertos afirman que un 50% de los pacientes no toma sus medicaciones como tienen prescrito, lo que supone la primera causa de fracaso terapéutico. La tasa de incumplimiento varía según la patología.

Todo esto acarrea repercusiones clínicas y sociales, lo que hace que aumente el gasto sanitario, se incremente el número de ingresos hospitalarios y el absentismo laboral y aumenten las visitas a los servicios de urgencias.

En esta línea, Ángel Garay, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Guipúzcoa, destaca que esto “tiene una repercusión directa en la salud de los pacientes y en los costes asociados (a la atención médica), lo que hace que aumente la morbimortalidad de los pacientes”.  En definitiva, la falta de adherencia al tratamiento sigue siendo un problema sanitario no resuelto.

Precisamente para intentar conocer con mayor detalle la repercusión de la adherencia terapéutica,  se han realizado recientemente en España dos proyectos de investigación. Se trata del proyecto ADTRA-GEN (Adherencia al Tratamiento en Población General Española) y el ADTRA-LIP (Adherencia al Tratamiento en Pacientes con Hipercolesterolemia en España).  Este último estudio clínico, experimental y comparativo,  trata de analizar el efecto de la intervención del profesional sanitario (farmacéutico/médico) en el grado de adherencia al tratamiento en pacientes con hipercolesterolemia en España. Además, evaluará a un grupo de intervención frente a un grupo de control en pacientes incumplidores y a otro grupo de pacientes cumplidores.

Para mejorar esta situación, Ignacio Cantero Santamaría, doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Cantabria y vocal del Observatorio de Adherencia al Tratamiento (OAT), recomienda “establecer una relación de confianza con el paciente ayudándole a manejar su patología”. Para ello, aconseja “evitar decirles cuáles son sus obligaciones con una orden, usar técnicas agresivas e intimidantes o prejuzgar al paciente”. Estas técnicas causarían un efecto negativo en la adherencia terapéutica.

Es conveniente también facilitar al paciente toda la información útil sobre su patología. De esta manera, si está involucrado, adquirirá más habilidades y tendrá nuevos recursos para poder enfrentarse a su enfermedad.  Además, es importante establecer una relación de confianza médico-paciente para ayudarle a crear objetivos específicos, explicándole las opciones de tratamiento para que escoja  y de esta manera se sienta involucrado.  También el papel del farmacéutico es fundamental para conseguir que los pacientes se impliquen en su tratamiento y cumplan con él. Así se evitarán complicaciones mayores.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies