Archivos

¿Colaboramos en Atención Primaria?

Tan fácil como coger el teléfono. Cuando médicos, enfermeros y farmacéuticos tienen claro que el paciente es lo primero y hay voluntad de colaborar, no hay debate competencial ni traba o burocracia que se resista. Los profesionales sanitarios del Centro de Salud Daroca de la capital lo vienen demostrando desde 2011, con el apoyo de los farmacéuticos de Atención Primaria y también de las 37 oficinas de farmacia del distrito de Ciudad Lineal.

Digital Farmadrid ha entrevistado a una de las farmacéuticas que colaboran en el programa de coordinación que ha servido de modelo a la Consejería de Sanidad para extender el formato a otros centros de salud.

Dice María del Puy Heredia Ochoa que lo primero es “mejorar la comunicación” y “poner cara al médico y al farmacéutico para comprender las diferentes dinámicas de trabajo”. Dicho y hecho. Promovieron, en primer lugar, encuentros de trabajo para conocerse y colaborar en el proyecto sobre una base de confianza y conocimiento mutuos, abrieron una línea telefónica para que los farmacéuticos de la zona comunicaran las incidencias con las prescripciones de los pacientes que fuesen más urgentes y crearon una cuenta de correo para intercambiar información.

Con el paso del tiempo, esta comunicación interprofesional se ha reforzado con la creación de un grupo por Whatsapp entre médicos y farmacéuticos de la zona, con el fin de comunicar, por ejemplo desabastecimientos de medicamentos o alertar de recetas falsas.

A la vista de que la experiencia funcionaba, se ha pasado a organizar sesiones formativas conjuntas con carácter mensual donde se ponen en común actuaciones en patologías concretas que permiten el abordaje de enfermedades crónicas desde las oficinas de farmacia.

También han acabado impulsando líneas de investigación conjuntas para desarrollar, entre otras actuaciones, los sistemas personalizados de dosificación o promoviendo educación para la salud de los pacientes, con la elaboración de campañas y vídeos que recetan salud sin renunciar al humor:Menos pastilla y más zapatilla’ o ‘¿Quieres dormir sin pastilla?’.

Y ¿qué dicen los pacientes? Pues lógicamente están encantados de no tener que volver al centro de Salud para pedir cita con su médico para resolver situaciones que tan solo requieren una llamada de teléfono o una comunicación por correo. En unos casos se trata de subsanar una cuestión de papeleo relacionada con el visado de inspección y en otras de corregir un tratamiento que, gracias al sistema de receta electrónica, queda así registrado en la prescripción sin necesidad para el ciudadano de volver a llamar a la puerta del médico

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies