Archivos

Black Friday, una moda que puede poner en peligro la salud

El Black Friday es una moda estadounidense que se afianza en España un año más. Es un día donde todos los negocios hacen rebajas antes de las navidades, una excusa más para comprar y consumir. Pero ya no se reduce a un solo día. Desde hace días estamos siendo bombardeados con multitud de ofertas y descuentos que, queramos o no, acabarán por hacernos caer en la tentación. 

Quien más y quien menos se deja caer por las tiendas y los grandes almacenes para dar rienda suelta a su condición de consumidor. La ocasión es perfecta para regalar y regalarse cualquier cosa.  

Esta moda, además de afectar a nuestro bolsillo, también puede afectar a nuestra salud y a la salud del planeta, ya que son muchas las personas que pierden el control de sus gastos.  

Dentro del mundo del consumo, podemos hablar de un tipo particular de adicción que científicamente ha sido denominado como “oniomanía”, más conocido por adicción a las compras. Según diferentes estudios, la prevalencia en la población está entre el 2 y el 8 %. Para la Organización Mundial de la Salud cualquier tipo de adicción es considerada una enfermedad física y psicoemocional si crea una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación, y esta es una de ellas. 

Con frecuencia, la necesidad obsesiva de gastar es un síntoma de algún trastorno psicológico. La excitación es comparable a otras situaciones como el sexo, el juego, la droga etc. Al igual que estas se apaga pronto, antes de llegar a casa con las compras. Por eso, lo de menos es lo que se haya comprado. Al efímero placer le siguen los remordimientos, el sentimiento de culpa, la depresión y una ansiedad que sólo se apaga con un nuevo atracón consumista.  

Por otra parte, esta tendencia está afectando seriamente a la salud del planeta. No nos sorprende que si el producto es barato se rompa pronto, mientras que si es caro tenemos asumido que en cuestión de meses aparecerá un nuevo modelo mejor.  

El consumo que crean acciones como el Black Friday, invitando a la impulsividad y el exceso, es una de las causas que favorece el uso no sostenible de recursos.  

Nuestra misión como consumidores pasa por consumir de forma más responsable. Nos enfrentaremos al Black Friday pensando si todo aquello que queremos comprar realmente lo necesitamos. Al final nos lo agradecerá nuestro bolsillo y el futuro de nuestro planeta.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies