Archivos

Biodramina, 65 años combatiendo el mareo

En plena operación retorno de vacaciones la popular Biodramaina sigue siendo el recurso de muchas personas para prevenir y evitar el mareo. Esta conocida marca, que utilizamos los españoles desde hace más de 65 años, está ligada a la historia más reciente de nuestro país, sobre todo de quienes crecieron al amparo y desarrollo del famoso Seat 600. Un coche cuyo particular boom favoreció el desarrollo del turismo para la gran mayoría de ciudadanos.
Aunque no fue hasta 1952 cuando el doctor Joan Uriach la comercializó bajo el nombre de Biodramina en España, este producto tuvo su origen en el desembarco de Normandía en 1944.
Durante los preparativos del Día D, la Marina de los EEUU y la Royal Navy estudiaban alternativas a la peligrosa escopolamina, un alcaloide que se utilizaba para el mareo, pero que producía alucinaciones y dilatación de las pupilas, un grave problema para la puntería de los soldados. Casi de manera accidental los expertos encontraron la solución a través del dimenhidrinato, un antihistamínico que se mostró eficaz contra los síntomas del mareo provocado por el movimiento de los barcos.
En su libro “Memorias del Dr. Biodramina”, Joan Uriach relata los primeros pasos de este producto que, a su juicio, cambió la vida de los españoles porque “No estábamos adaptados para ese gran cambio. El turismo de interior empezaba a crecer, pero las carreteras eran una porquería, un desastre total. Estaban llenas de curvas. Los vehículos tampoco estaban preparados. Se llenaban de humo y con frecuencia olían a gasolina. Viajar en coche era, a menudo, un pequeño calvario. En el coche no podía faltar nunca un tubo de Biodramina”.
Con gran visión, el hoy presidente honorífico del grupo farmacéutico Uriach, también fue pionero en merchandising publicitario. De hecho, el mismo año de su comercialización aparecen los primeros anuncios con Don Bío, el personaje protagonista de las sucesivas campañas que ayudaron a popularizar el fármaco que se exhibía de forma masiva en los mostradores y escaparates de las farmacias españolas.
El paso del tiempo y la mejora de las carreteras e innovación de los coches, repercutió negativamente en las ventas de Biodramina, que vuelve a resurgir de la mano del turismo masivo. Parece que el incremento de viajes en avión y el auge de los cruceros, han rejuvenecido esta veterana marca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies