Archivos

Cómo poner el asma bajo control

Con el fin de concienciar a la población sobre el asma, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) ha presentado recientemente el Decálogo del Asma con el lema: ‘¡Controla tu asma para que tu asma no te controle!’. En concreto, en el decálogo se resalta la importancia de la colaboración del profesorado para proporcionar un entorno escolar seguro al alumnado que padece esta afección. Y finaliza lanzando un mensaje de tranquilidad a los afectados: “puedes conseguir hacer una vida normal”, incluyendo las actividades físicas que se deseen, si se aprende a controlar el asma.

El mayor error que suelen cometer los padres con hijos asmáticos es impedirles realizar cualquier tipo de ejercicio físico, lo que obliga al niño a llevar un estilo de vida sedentario. Esto puedo acarrear un empeoramiento de los síntomas, sobre todo al llegar a la adolescencia, puesto que contribuye a un estrechamiento del tracto respiratorio y, como consecuencia de ello, a agravar el asma por una reducción de la capacidad de extensión de los músculos bronquiales. Por ello, se recomienda realizar ejercicio físico de forma regular y moderada, según las características de cada paciente.

Actualmente, el asma afecta a unos 300 millones de personas en todo el mundo, 30 millones de europeos y casi 2 millones de españoles. La mayoría de los pacientes sufre la forma leve o moderada de esta patología, que se puede controlar con fármacos. Sin embargo, en nuestro país existen 76.000 enfermos que tienen un asma de difícil control, la forma más grave de la enfermedad, y a la que se dedica los mayores recursos sanitarios.

Estudios realizados en España muestran que entre un 3% y un 7% de la población adulta padece esta afección. Se trata de una cifra que aumenta en los menores de 6 años, entre un 5% y un 10%. Además, en las últimas cuatro décadas se ha triplicado el número de casos, convirtiéndose en un auténtico problema de salud pública.

Recientemente, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha elaborado un informe de interés para los farmacéuticos con el objetivo de actualizar los conocimientos en torno al asma y de esta forma ofrecer un mejor consejo a los pacientes que sufren esta patología respiratoria desde las oficinas de farmacia.

El farmacéutico tiene un papel relevante en la detección del paciente asmático, al constatar la solicitud reiterada de medicación para aliviar sintomatología respiratoria. Una vez que lo detecte, debe remitir al afectado al médico para su diagnóstico. Ya diagnosticado, la labor asistencial del farmacéutico posibilita optimizar el tratamiento, asesorando al paciente con información y pautas que faciliten la administración adecuada de los medicamentos. De esta manera, el farmacéutico contribuye a mejorar los resultados del tratamiento de estos pacientes, detectando efectos adversos y posibles faltas de adherencia.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies