Archivos

28 de abril: ¿Nuevos servicios farmacéuticos sin presupuesto?

El pasado 10 de abril vimos cómo los consejeros de Sanidad del PP se levantaban del Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para escenificar su rechazo al plan de Atención Primaria presentado por la ministra porque, entre otras cosas, no iba acompañado de financiación.

Hasta cierto punto es una postura lógica. Sin entrar a valorar una decisión que responde también a la dinámica de lucha partidista sobre la Sanidad que no compartimos, no cabe construir nada sin presupuesto y sin aclarar antes quién y cómo se va a pagar el esfuerzo que requiere.

Podríamos trasladar esta misma situación a la promesa de nuevos servicios de atención farmacéutica que la profesión lleva peleando desde los años noventa. Se hacen programas y pilotos que demuestran los ahorros que la farmacia puede generar al sistema de salud pero sin concretar quién lo va a costear, si complementarán el margen o exigirán a cambio un nuevo modelo de remuneración de la oficina de farmacia, entre otras muchas posibilidades.

Sabemos que las administraciones han sido remisas a financiar estos proyectos hasta ahora. Solo se han puesto en marcha a cuenta gotas y en versiones reducidas sin extensión al conjunto de la red de oficinas de farmacia. Se echa en falta pues una propuesta firme y un debate profesional en el que participen todos los farmacéuticos. Sin duda son ellos los principales interesados en conocer cuánto deben invertir en tiempo, en formación y en recursos y, sobre todo, cómo van a rentabilizarlo.

Hasta entonces, los programas electorales de los partidos políticos para las próximas Elecciones Generales recogen algunos guiños al “modelo de farmacia asistencial”, al “establecimiento de nuevas competencias”, el impulso de “servicios farmacéuticos asistenciales” o la “asistencia a domicilio”, cuestiones todas ellas que son de agradecer y que reflejan que el debate abierto a raíz de la tramitación del proyecto de Ley de Farmacia de la Comunidad de Madrid tiene proyección en la agenda política de algunas formaciones.

Pero debemos preguntarnos si las buenas intenciones escondidas tras esas fórmulas tan manidas de impulsaremos, promoveremos, promocionaremos están acompañadas también de memoria económica o son un brindis más al sol para un sector que busca certezas y no promesas.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies